• La práctica de yoga beneficia y potencia muchas de las áreas del desarrollo de cualquier persona, áreas tanto físicas como mentales y emocionales, como por ejemplo la capacidad de atención, de memoria, concentración, imaginación, autocontrol, la paciencia, la empatía, respeto de valores sociales y personales…
  • Favorece las capacidades psicomotoras, el equilibrio, la flexibilidad, la fuerza, etc. Así mismo, estimula los órganos internos así como los sistemas digestivo y circulatorio.

La práctica de yoga nos acerca a la dicha… a la felicidad…


Más concretamente el objetivo de este proyecto es fomentar la interacción, contribuir a su integración e incluir el yoga como una actividad para su desarrollo.
Para ello la dinámica de las clases parte de una base de “juego” en el que el alumno participa, utilizando siempre un lenguaje que esté a su alcance y que fomente la interacción, la motivación y el disfrute de la actividad. Los niños conectan muy bien con el yoga, les encanta descubrir las diferentes formas que pueden adoptar con su cuerpo en las asanas (posturas) y les divierte especialmente imitar animales, se vuelven curiosos conociendo su cuerpo.

La clase sucede con tranquilidad. Cada estudiante ha de estar acompañado por al menos un familiar o voluntario. Empezamos por un masaje en los pies y cuerpo, y así drenamos el volumen de energía o estrés acumulad. Se presentan las posturas para que se vea cada ejercicio que vamos a desarrollar, se lee un cuento que desarrolla valores y para finalizar hacemos ejercicios de respiración y una postura utilizando mantas y cojines para la relajación final, todo en un ambiente de apertura y confianza.

Horario: 1 Sábado al mes
Clases de 50 min.
Precio: 25€
Previa reserva / Plazas limitadas

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar